miércoles, 17 de noviembre de 2010

113 aniversario del número 1 de "El Guanche"


“No ignoramos lo grande y magnánimo de la obra que acometemos…..” con estas acertadísimas palabras comenzaba su andadura el moderno nacionalismo canario, el 18 de noviembre de 1897, varios héroes de nuestro pueblo se atrevieron de contar al mundo nuestras ansias de ser los artífices de nuestro destino.


A la cabeza de este grupo de personas y en la cabecera del esperanzador periódico aparecían Secundino Delgado Rodríguez como Redactor Director y José Esteban Guerra Zerpa, por encima de sus nombres se podía leer “Revista Quincenal. Independiente, noticiosa de las Islas Canarias”. Este primer número contaba con 8 páginas, en sus primeras páginas aparecía el artículo “Por las Canarias”, cuyas primeras líneas reproduje al principio, otra parte destacada es:

“No miremos queridos compatriotas á las Islas Canarias, como á una provincia ó rincón de otra potencia, porque entonces, porque entonces herimos á nuestra propia madre. Ella es nuestra Patria. Ella nos honra. Ella es digna en la historia de los siglos.


Cumplamos con nuestro deber, unámonos, canarios todos, cual lo hacen los expatriados que quieren socorrer á su madre.


Ella es nuestra madre común y como á tal no debemos olvidarla en manos de quien poco le interesa. Hay que pedir para ella; nunca es mucho lo que el hijo pide para su madre.


Si ella es pequeña en territorio, es grande en todo lo demás y nosotros somos sus hijos.


¡Canarios, seamos dignos de ella! Trabajemos por su felicidad!.”

Completan este primer número otros 2 artículos titulados “Nuestra Juventud”y “El Campesino Canario”, en el primero se narra la realidad de la juventud canaria de la época y de las razones que llevaban a los jóvenes a dejar atrás su patria y emprender una nueva vida en tierras americanas, el segundo contempla la forma de ser de nuestros campesino de finales del siglo XIX “Su temperamento pacífico, los perjudica en cierto modo. Aún cuando carecen de instrucción sus juicios son rectos, sus argumentos llenos de lógica, lo que prueba el estado de sanidad de su cerebro.”

Para terminar este recordatorio destaco uno de los varios párrafos en los que se exponen las intensiones del periódico, y que va en la misma línea del comienzo, lo que nos dice bien a las claras que intuían todo el revuelo que se iba a formar con esta publicación. “No se nos esconde lo difícil de la obra, y, si con nuestros esfuerzos logramos ver realizado el propósito que nos proponemos, será grande nuestra satisfacción. Si por el contrario, nos vemos obligados á abandonar la empresa que con tanta fé, por amor a nuestra Patria y sus hijos emprendemos, siempre nos quedará el consuelo de haber trabajado á medida de nuestras fuerzas por la prosperidad de las Islas Canarias. ¡Patria Querida!.”

  


Fdo. Jorge Pulido Santana
Asociación Secundino Centenario.

EL 18 DE NOVIEMBRE, DÍA DE TAKNARA

Artículo de 2002, recuperado por el compatriota José Andrés Perera.

Aknar n-Ayt Unaga

El día 18 del pasado mes de noviembre se conmemoró un acontecimiento de gran trascendencia histórica acaecido hace 105 años: el Grito de Independencia patria lanzado, desde su exilio venezolano, por Secundino Delgado mediante aquella verdadera antorcha de la libertad que fue su revista "El Guanche".

De modo similar a lo que aconteció en las antiguas posesiones españolas de México, Cuba y Puerto Rico, cuyos procesos independentistas se iniciaron, respectivamente, con el Grito de Dolores, el Grito de Yara y el Grito de Lares, en la última colonia que detenta España, es decir, en Taknara, el proceso de su emancipación nacional arranca con otro Grito de Independencia, el de "El Guanche".

Al igual que el de Dolores, el de Yara y el de Lares, el Grito de "El Guanche" fracasó por diversas razones, pero lo mismo que aquellas gestas iniciales de los respectivos procesos independentistas de México, Cuba y Boriquén o Puerto Rico, el movimiento comenzado por unos cuantos bajo la dirección de Secundino Delgado siguió y seguirá más adelante hasta que los canarios recuperemos nuestra ansiada independencia nacional. Así, pues, y como todos sabemos, la semilla de libertad que sembró nuestro Héroe Nacional con la publicación de "El Guanche" empezó a germinar algún tiempo después con la fundación, en Cuba, del independentista Partido Nacionalista Canario.

En la publicación delgadiana, cuyo primer número lleva fecha de 18 de noviembre de 1897, el Padre de la Independencia de Taknara enfatizaba que "el grito está lanzado: ¡Vivan las Canarias libres!". Con este grito de rebeldía redentora Secundino Delgado quería significar que el objetivo principalísimo del pueblo patriota canario es romper para siempre las cadenas coloniales que oprimen a nuestra nación, objetivo al que se vienen oponiendo los antiindependentistas -o dependentistas- locales, sometidos como están por sus intereses a los del amo hispano, o prisioneros de las más estúpidas preocupaciones...

Al contrario que otra fecha que en su día propusimos como día de Taknara, a saber, el 20 de julio (cf. Taknara tel'la. Historia de la bandera canaria), propuesta que, entre muchos patriotas, suscitó dudas, escepticismo o franca oposición, la histórica y emblemática fecha del 18 de noviembre está siendo aceptada sin reservas por los independentistas canarios como nuestro Día Nacional, pues no existe en nuestra Historia efeméride más cargada de simbolismo patriótico que la indicada del 18 de noviembre de 1897, fecha que marca el inicio de la lucha canaria contra el ominoso yugo del colonialismo español.

Los mandarines de Madrid y sus colaboracionistas "caniches" [éstos no merecen el gentilicio de canarios] pretenden continuar indefinidamente con la lacerante opresión que ejercen contra nuestra nación. Pero siguiendo las consignas de Secundino Delgado, cuya figura histórica simbolizará eternamente el espíritu de libertad y justicia del pueblo patriota canario, los amantes de Taknara libre y soberana, los independentistas inclaudicables, vamos a impedírselo.

¡Viva el 18 de Noviembre! ¡Viva Taknara libre y soberana!

lunes, 15 de noviembre de 2010

15 de noviembre de 1911


En condiciones normales, el 15 de noviembre de 1911 sería un día que todos los canarios deberíamos recordar como uno de los días importantes de nuestra historia, no por ser un día para recordar con regocijo pero si con enorme agradecimiento. Ese día, fue uno en los que el pueblo canario expuso al máximo su capacidad de lucha.


Los jefes del Partido Liberal, ejerciendo las prácticas caciquiles tan conocidas y desgraciadamente tan admitidas por una buena parte de la población habían preparado que las elecciones de aquel 12 de noviembre tuvieran un resultado verdaderamente demoledor, obteniendo pleno absoluto 25 concejales de 25 posibles, en aquella época era la elección por mesas. A falta del recuento de 1 mesa el resultado era de 21 de los 25 concejales, habiéndose enterado que en la zona de La Isleta los republicanos habían obtenido 2 concejales los liberales no estaban dispuestos a ceder un concejal más, la mesa que quedaba el recuento era del Barrio de Arenales, al comenzar el recuento de la forma prevista y comenzar con la derrota de los candidatos liberales, una persona de este partido decide romper la urna hiriendo al presidente de la mesa, por lo que se decide posponer las votaciones hasta el siguiente miércoles. Es fácilmente imaginable la expectación ese día, aumentada por el hecho que el autor de la rotura de la luna saliera rumbo a América y se decía que con la recompensa por la ejecución del acto vandálico.

Situándonos en ese día fatídico la Guardia Civil había ido tomando posiciones en la puerta del colegio, en cuyo interior el presidente de la mesa estaba permitiendo, según testigos, algunas irregularidades, no permitiendo ni siquiera la presencia de un Notario que recogiera acta de lo que estaba sucediendo, por otro lado diversas noticias en torno a la detención de Franchy Roca hicieron que numerosas personas acudieran a la zona en busca de nuevas noticias.

A las cuatro y cinco una piedra golpea en la fachada del colegio e inmediatamente después se escucha la voz del Teniente Abella gritando “fuego”, a continuación se oye la primera descarga que deja sobre la calle, heridos a varios obreros, posteriormente se escucharon dos cargas mas. Una de estas descargas acabó con la vida de Juan Pérez Cruz mientras atendía a Pedro Montenegro en ese momentos junto a Juan Pérez se encontraba Juan Ramírez enseñando el emblema de la Cruz Roja como distintivo de la acción que estaban realizando, pues en esta situación Juan Pérez fue asesinado, de rodillas atendiendo a un herido y con un distintivo de la Cruz Roja a su lado, Juan tenía 28 años y era casado con varios hijos

Además de los mencionados Pedro Montenegro González y Juan Pérez Cruz, fallecieron también Juan Luzardo, de veintitrés años, cargador del muelle y natural de Lanzarote, Cosme Ruíz Hernández, de veinticinco años, carbonero y natural de Fuerteventura. Vicente Hernández Vera, de 32 años, trabajador del carbón y Juan Vargas Morales, casado con varios hijos y trabajador del carbón.

El teniente responsable de la carga, fue sometido a un consejo de guerra, el cual en 1913 lo absolvió completamente de todos los cargos de los que había sido imputado, en la línea de la versión oficial ofrecida “Lamento desgracias, pero agredir al Instituto benemérito, salvaguardia del orden, ocasiona esas desgraciadas” , recuerdo que ni un Guardia sufrió algún tipo de rasguño.

Todos los fallecidos fueron reconocidos con una calle en La Isleta, nombres que después fueron sustituidas, desgraciadamente para ellos no hay memoria histórica, por lo visto antes del 36 no existían las injusticias, a un año justo del centenario debemos ponernos como objetivo el reconocimiento de estos obreros que dieron su vida por las libertades de este pueblo, debemos nosotros mismo ser los artífices de nuestra memoria histórica, no con una memoria selectiva sino como una memoria que englobe todas las injusticias que se han cometido a lo largo de toda nuestra historia. Propongo desde estas líneas que intentemos que para el centenario, las calles que tenían los nombres de estas personas aparezca en la placa, la nota “antes de…..” y luego el nombre de cada uno de ellos.



Fdo. Jorge Pulido Santana

Asociación Secundino Centenario.