domingo, 17 de julio de 2011

PREGÓN FIESTAS DEL CARMEN 2011 - LA ISLETA


Por Cristóbal Del Rosario Medina.

Buenas noches amigos y amigas, autoridades, isleteros todos.

Es un verdadero honor, estar hoy aquí, en esta gran piedra pendular de Tamarán, para hablar de sentimientos  isleteros, con el agradecimiento por mi pertenencia y por su generosidad para hacer el pregón de este año 2011 en reconocimiento a Nuestra Señora del Carmen.

Antes de intentar comunicarles mi visión de las fiestas del Carmen, quiero dejar claro, el misterio que representa la virgen, lo que yo siento, ¨ pertenencia a la isleta ¨ y la devoción a esta mayeya santa que desde su llegada en 1913, tan involucrada ha estado en nuestro desarrollo social.

Esta noche mis expresiones, no son lineales van saltando de esquina en esquina, de casa en casa, del suelo al cielo, del color al olor, del corazón a la historia y del llanto a la alegría.

Mi nombre es Cristóbal hijo de Pino y de Cristóbal, emigrantes a la isleta del barrio del gurugu y del maipez de Agaete.

Así de simple
Así de maravilloso
Así de complicado
Así con el respeto a ellos como al resto  de nuestros antepasados

Yo no sé porque razones las estrellas azules, verdes e ingrávidas, iniciaron una danza con el firmamento de fondo ante el nacimiento de La Isleta.

Millones de años formando figuras de basalto y picón guardando un secreto.

Mi hermano Jorge me llamó antes por teléfono y me dijo me acabo de enterar que vas a pregonar las fiestas del Carmen te recuerdo lo siguiente y me gustaría que lo trasmitieras:

“Por los años sesenta tu te examinabas para la revalida de acceso a la universidad y recuerdo que papá y yo fuimos a rezar a la parroquia del Carmen mientras tu te examinabas; papá le prometió a la virgen que si aprobabas y pasabas a la universidad le traería un ramo de flores.

Y aprobaste hermano.

Y papá aquel honrado personaje se las llevó al cura.

Cuando el párroco social vio las flores le dijo Cristóbal la virgen no necesita flores, necesita ladrillos y papá fue y cogió una camioneta la llenó de ladrillos y se las llevó al cura, nos santiguó y bendijo el hecho”.

Hay cosas en la vida de los pueblos que tienen una rara explicación, una de ellas, es esta Isleta y esta amada parroquia.

¿Por qué se rodea de Benartemi, Andamana, Tinguaro, Adargoma, Guayarmina, de Menceyes, de Faycanes…?

¿Por qué los ojos de su estructura arquitectónica y su púlpito hacen de Atalaya de Tamarán?

¿Por qué se convierte en ocioso albergue de cambulloneros, boteros, obreros con lenguaje particular, nacidos isleteros desde el principio hasta el final?

¿Por qué es un palomar del emigrante,  pobre, rico, rico indio, indio negro, negro- párroco social?

¿Por qué como venganza genética, no dejar crecer la encina ni el roble ni el ciprés?

¿Por qué se niega a tener arroyos, regatos y ríos?

Yo creo que todas estas preguntas tienen una santa respuesta.

Ella simboliza el núcleo de unión entre los misterios y las realidades.

Hay un problema en Abengoa, intentan hacer esclavos a los obreros, y la parroquia, sus gentes y la Virgen sacan su filosofía de la vida y convierten las calles de la Isleta en un movimiento revolucionario.

Hay problemas Fox-bucrá, se producen los encierros en la parroquia y la asamblea grita libertad.

Hay un intento de humillación el 15 de Noviembre de 1911 a los alzados vecinos de la isleta, y se producen plegarias de rebeldía que duran cien años con la complicidad de San Pedro, San Pío, La luz y El Salvador.

Y cuando aparecen ¨ los obreros sin patrones ¨ de la organización de trabajadores portuarios OTP.

Y logran su independencia,
Cimientan  con sus sudores el orgullo de pertenencia,
Cuando nos azotan, no lloramos
Hacemos el vico y en nuestros rostros aflora el rojo del volcán como fortaleza de nuestros silencios, parte de nuestro secreto que nos convierte en isleteros.

Y nuestra señora del Carmen observando, bajo su manto piconero gritando al firmamento, estrellas, planetas ustedes también  pertenecen a la Isleta.

Virgen del Carmen isletera, Santa Mayeya gracias por tu generosidad, por tu silencio y respeto.

¡ VIVA LA ISLETA ¡


Cristóbal Del Rosario Medina

No hay comentarios:

Publicar un comentario