miércoles, 15 de agosto de 2012

LAS 2 TRAGEDIAS DEL “VALBANERA”.





Este año, todos hemos oído o leído referencias en torno al hundimiento del “Titanic” acaecido exactamente hace 1 siglo, ante todo estas referencias siempre se me viene al recuerdo el “Valbanera”, buque que precisamente inició su último viaje en Agosto.
Aunque las historias de los 2 navíos son bastantes diferentes, me parece muy complicado separarlas, aunque el fin fuera muy parecido, los acontecimientos anteriores fueron bien distintos, el “Valbanera” surcó los mares durante más de 12 años, en abril 1907 atracó por primera vez en Canarias con pasajeros procedentes de Galveston, New Orleans y La Habana, en esta época se publicitaba como un vapor de “gran velocidad”. En este primer viaje llegó a Santa Cruz de Tenerife el día 24 de abril de 1907, puerto donde desembarcaron 62 personas y posteriormente 14 en Las Palmas de Gran Canaria, continuaron en el barco 194 personas a las que se le sumaron 43 personas que embarcaron en los puertos canarios.
Otra gran diferencia en las historia del “Titanic” y del “Valbanera” es que este último no tuvo 1, sino 2 tragedias.
En cuanto al primer incidente vivido por el “Valbanera” parece increíble que 2 meses antes de hundirse un barco, se puedan leer en la prensa titulares como “Tragedia en el Valbanera”, en su penúltimo viaje el “Valbanera” cruzó el Atlántico oficialmente con 1606 personas a bordo, cifra muy superior al limite de su cabida, aunque algunas informaciones planteaban que podría haber 2500 personas, más del doble de su cabida, esto dato aunque no oficial podría ser más exacto ya que después de desembarcar un numero considerable de personas en Canarias, llegaron a los puertos de España alrededor de 2000 personas, el pasaje pasó la travesía sin agua potable y en condiciones higiénicas bastante lamentables, con lo que las enfermedades aparecieron sin problema, el número de pasajeros que fallecieron en el trayecto rondó entre las 25 y 40 personas. Curiosamente el barco debía atracar en Santa Cruz de La Palma y Santa Cruz de Tenerife pero se saltó estos 2 puertos y atracó en Las Palmas de Gran Canaria dejando al pasaje con billete para los 3 puertos canarios, el drama no concluyó con el desembarco de los pasajeros, fue en aumento durante los días siguientes, días en los que continuaron los fallecimientos en los distintos centros sanitarios de Las Palmas de Gran Canaria, especialmente dramático lo vivido en el hospitalito de la calle Reyes Católicos en él que ingresaron medio centenar de personas, falleciendo bastantes niños por “bronco pnuemonia”, Isidoro Santos Cabello de 4 años, su hermana Julia de 18 meses, también muy destacable es lo sucedido con los hermanos Arocha Pacheco, que viajan con sus padres, ya que fallecieron los 5 hermanos. Sólo en el hospitalito fallecieron en los 10 días posteriores 17 personas, 10 de ellos menores de edad, los periódicos de la época destacan los intentos por parte de las administraciones y de la naviera de ocultar todos los detalles, aún así se publicó que los enterrados por la que se denominó “pneumonia valbaneriana” fueron 22 personas en Las Palmas de Gran Canaria, con lo que la avaricia de llenar el barco por parte de los responsables de la naviera habría costado la vida a más de 50 personas.
En medio de enormes muestras de dolor colectivo, la naviera Pinillos publicitaba la próxima salida hacia Santiago de Cuba y La Habana de su “hermoso vapor a dos hélices y 5000 toneladas”, aunque su llegada estaba prevista a Canarias en torno a día 5, por diversos motivos no zarpó de Barcelona hasta el día 10 de Agosto, no llegando a Las Palmas de Gran Canaria hasta el 17 de Agosto, después de recoger viajeros en este puerto, en Santa Cruz de Tenerife y en Santa Cruz de La Palma comienza su travesía transatlántica, en Santiago de Cuba se baja más de las mitad del pasaje, la noche del 9 al 10 de septiembre de 1919 intenta entrar en la bahía de La Habana informándose que desde esa misma tarde era imposible la entrada por las condiciones meteorológicas y a partir de ese momento comienza el verdadero misterio del Valbanera y del medio millar de personas que viajaban en él.
Las noticias que llegan a Canarias, incluso 10 días después del hundimiento eran de tranquilidad, los telégrafos manifestaban que la situación “no era grave”, a partir del 22 de septiembre las noticias son más claras y empiezan a mostrar la verdadera magnitud de la tragedia, confirmándose que se había encontrado el vapor al oeste de Cayo Hueso y “que los buzos han encontrado gran cantidad de cadáveres.
Curiosamente un barco que comenzó su travesía con enormes criticas por el drama vivido en julio, se convierte en su siguiente viaje en un enorme ataúd de quinientas personas.

Fdo. Jorge Pulido Santana.